Carta Política http://www.cartapolitica.org El portal de Fundación Carta Política Fri, 10 Aug 2018 21:14:03 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.5 Debemos pensar en el otro http://www.cartapolitica.org/opinion/debemos-pensar-en-el-otro/ http://www.cartapolitica.org/opinion/debemos-pensar-en-el-otro/#comments Fri, 10 Aug 2018 21:04:42 +0000 Esteban Bullrich http://www.cartapolitica.org/?p=6639 Por Esteban Bullrich (*) Ya no queda originalidad en las distintas posiciones, miradas e ideologías expuestas en el debate sobre el aborto. Ante el desencuentro de miradas comunes, creo que nuestra falencia principal está en la forma en la que debatimos.

]]>
por Esteban Bullrich (*)

EBYa no queda originalidad en las distintas posiciones, miradas e ideologías expuestas en el debate sobre el aborto. Ante el desencuentro de miradas comunes, creo que nuestra falencia principal está en la forma en la que debatimos. Creo que aún no hemos perdido la oportunidad de encontrarnos en las formas, más allá de las discrepancias que tengamos en el fondo de las cuestiones. Con humildad y autocrítica pretendo brindar una mirada personal y constructiva, que nos ayude a descubrirnos en el respeto y la tolerancia para abordar el desafío de acordar como una sociedad donde la unión es más importante que las posiciones propias. Podemos validar nuestras posiciones, pero nada puede invalidar el punto de vista del que piensa, cree o siente distinto. Este es un debate que va más allá del aborto, es un debate respecto de qué sociedad y qué Estado queremos.

Para la creación de una sociedad desarrollada en valores de concordia y convivencia hay premisas tan fundamentales como simples. ¿Qué es lo más importante? La vida. ¿Cuál es el mayor privilegio? La libertad. ¿Cuál es el mayor desafío? La tolerancia. ¿Cuál es la mayor necesidad? El respeto. ¿Cuál es la mejor lucha social? Por los vulnerables, los débiles, los indefensos, los que más sufren, los postergados. ¿Quiénes llevan las mejores luchas? Los que poseen ideales y corazones nobles. La nobleza de entregarse a la lucha por los marginados, y normalmente los marginados no se ven, o se los oculta, se los niega o simplemente se los hace inexistentes. La nobleza de ver la vida propia en donde está la vida ajena.

Me opongo a este proyecto de ley porque no encuentro ninguna visión que ennoblezca la vida, que la defienda, que prevenga los males, que resuelva los problemas existentes y que logre la unidad de nuestra sociedad. Es un proyecto de ley disolvente en sí mismo. Un proyecto que no soluciona ningún problema social, sino que resuelve expectativas individuales. Debatimos un proyecto que privilegia la libertad sobre la vida y la individualidad sobre la sociedad, por eso me opongo.

Vivimos en una sociedad en la que la opinión del otro es despreciada muchas veces. Estamos en un país donde el “River-Boca” prevalece ante los mejores ideales y virtudes existentes, donde justificamos la propia existencia en la inexistencia del otro. Todos debemos asumir la responsabilidad de trabajar para la construcción del puente entre ambos. No necesitamos levantar la voz, ni fruncir el ceño, ni levantar el puño para tener razón. Vivimos de y sobre los antagonismos, una sociedad en la que el “si no estás conmigo, estás contra mí” reina. La Argentina está cruzada por la violencia, y de este cuadro no está excluido el debate sobre el aborto. Alcanza con mirar la calle: la lucha de los pañuelos verdes y celestes no es una batalla respetuosa y tranquila. Solo hay que ver ese vacío camino del medio en la Plaza del Congreso para que las posiciones pro y antiaborto no se enfrenten ni lleguen a la agresión física.

En la Argentina, tenemos un problema más profundo que este debate, que es cómo damos todos los debates. Generalmente, nos anclamos en posiciones irreductibles, nos ponemos la camiseta de nuestro partido, de nuestra organización, de nuestro gremio, arriba de la de la Argentina, y entonces nos olvidamos del proyecto común, nos olvidamos de la necesidad de construir una Argentina unida. Una nación que, entendiendo su diversidad y complejidad, pueda construir objetivos comunes, un proyecto común con ideas que nacen de uno y se enriquecen en el otro. Esa es la única manera de superar la grieta. Grieta que puede cambiar de nombre y circunstancia en el tiempo, pero que tiene una sola consecuencia: deteriora la confianza de un argentino en otro argentino, deteriora nuestro capital social, el capital fundamental para salir de la pobreza estructural. Grieta a la que no estamos condenados, pero debemos reconocer.

La verdadera pobreza argentina es la falta de puentes, de puntos de encuentro. Es el individualismo primando sobre el sentido social. El olvido del otro al enfrascarnos en debates breves, sin profundidad, que buscan soluciones rápidas a los problemas. Perdiendo de vista el objetivo que prima en la construcción de una nación: la unión de sus ciudadanos. Unión que es el fruto de debates profundos dados con tolerancia y autocrítica que permitan encontrar objetivos comunes, por encima de esa grieta, y construyendo el proyecto común: una Argentina grande.

Es pública mi posición en contra del aborto, ha sido siempre pública, la he expresado en campaña y fuera de ella, pero sinceramente no me ocupé de evitar que las mujeres abortaran clandestinamente o en trabajar para acompañar a esas mujeres y a las organizaciones que hoy lo hacen (y merecen mi mayor admiración por su silencioso trabajo de años) o en fomentar políticas que previnieran la situación. Vi el problema, lo conocí, y no me detuve, que es a lo que me interpela este debate hoy. No podemos tomar una posición de convicción sin una acción concreta. Este es mi cambio: sumarle a mi convicción una ocupación humana y más aún legislativa.

Si toda la energía que hoy ponemos en manifestaciones, marchas y encuentros masivos, o en escribir cartas a favor y en contra, la hubiésemos puesto en prevenir embarazos no deseados y en acompañar a la mujer que enfrenta esa situación, seguramente no estaríamos en medio de este debate. Cuando decimos que hay que privilegiar la vida, es bueno graficarlo con un ejemplo: las muertes en las rutas debemos evitarlas realizando una amplia tarea de educación vial, de mejora de infraestructura, no poniendo más ambulancias al costado del camino. Atendiendo la causa del problema, no su consecuencia. Con el embarazo no deseado pasa lo mismo: la solución es la educación desde los colegios a la sociedad toda, para evitar la dramática situación de una mujer que está en conflicto con su embarazo. Y cuando está en esa situación acompañarla, contenerla, pero sobre todo comprenderla. Comprender, como he comprendido gracias a conversar con mujeres que han abortado y otras que no, que lo más importante fue no sentirse sola y abandonada, sino acompañada y contenida. De eso se trata, finalmente, de dejar de lado el individualismo, el egoísmo y la soberbia para construir una sociedad diferente.

Los que tenemos posiciones de responsabilidad tenemos una tarea mayor, más difícil y compleja: salir de nuestra comodidad, de los grupos que nos regalan el sí fácil para construir los pilotes del puente hacia la otra orilla. Exponernos a la crítica de los propios, que es la que más duele, pero sabiendo que del otro lado de la grieta también hay propios. Son argentinos como nosotros. Solo que piensan diferente. Simplemente eso. Como dirigentes debemos primero construir los pilotes y luego tender los puentes hacia la otra orilla. Puentes construidos sobre lo mejor de nosotros, para no caer en lo peor de nosotros, puentes que estén por encima de la grieta, puentes que nos unan.

No siempre habrá consenso y acuerdo. A veces, y eso es lo maravilloso de la democracia, debemos zanjar nuestras diferencias con el peso de la mayoría. Y este es un caso. No vamos a acordar con aquellos que creen que una vida vale más que otra. Y no por motivos religiosos, Hipócrates (en el año 400 a.C.) lo incluyó en su juramento original. Más acá, y como ya se ha mencionado, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez vetó la primera ley de aborto en Uruguay siendo ateo. No, el desacuerdo es moral.

Pero ese desacuerdo moral no debería ser base para la confrontación y la descalificación, sino más bien una razón para el respeto y la tolerancia. Si podemos acordar que el aborto es una decisión extrema, dramática, y por ello debería evitarse con toda la fuerza de la sociedad entonces hagamos una buena ley, ya que mejorar lo malo es empeorar lo peor. Creo firmemente que este proyecto de ley no soluciona nada, “engendra” más problemas, menos tolerancia y más disolución ética y social en nuestro país. Propongo que trabajemos una nueva ley, que obviamente no incluya la legalización del aborto, sino que se legisle sobre la prevención, el uso de preservativos, la educación sexual, el acompañamiento de las mujeres en conflicto con su embarazo o el embarazo no deseado. Trabajemos cuidando el privilegio de la vida, de la mujer y de la persona por nacer. Todo lo demás puede ser importante, pero no cambia lo esencial. No perdamos la oportunidad. Trabajemos por una sociedad más tolerante, solidaria y unida. Trabajemos por una unión mayor. Trabajemos juntos por una Argentina mejor.

(*) Senador Nacional por Cambiemos

(**) La pintura de Giorgi Kadagishvili

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/debemos-pensar-en-el-otro/feed/ 0
Política económica: viruta y carpintería http://www.cartapolitica.org/opinion/politica-economica-viruta-y-carpinteria/ http://www.cartapolitica.org/opinion/politica-economica-viruta-y-carpinteria/#comments Fri, 10 Aug 2018 13:53:49 +0000 Juan Carlos de Pablo http://www.cartapolitica.org/?p=6631 Por Juan Carlos de Pablo (*) Conferencia de prensa del presidente; declaraciones de la señora Lagarde; marchas contra el FMI; seguimiento del estado de la economía según la cotización del dólar cada 5 minutos; acalorados debates sobre si lo que ocurrió fue una crisis o una tormenta, o si lo peor ya pasó o no...

]]>
por Juan Carlos de Pablo (*)

DE PABLOConferencia de prensa del presidente; declaraciones de la señora Lagarde; marchas contra el FMI; seguimiento del estado de la economía según la cotización del dólar cada 5 minutos; acalorados debates sobre si lo que ocurrió fue una crisis o una tormenta, o si lo peor ya pasó o no; conjeturas acerca de la importancia que la economía tendrá cuando los argentinos votemos en octubre de 2019, etc. Todo fenómeno mientras no se convierta en el sustituto del diseño y la implementación de la política económica.

De ahí el título de estas líneas, en recuerdo de Guillermo Lladó, mi primer empleador, quien en su estudio contable nos enseñaba a diferenciar entre “la viruta y la carpintería”.

En cualquier lugar del mundo, en cualquier época, una política económica es un diseño en base al diagnóstico de la situación actual y los objetivos; una toma de decisiones; un anuncio y su correspondiente implementación; y el respectivo seguimiento.

En Argentina 2018 esto quiere decir, primero y principal, listar el ajuste fiscal, negociarlo con quien corresponde –principalmente entre el presidente, los gobernadores y los intendentes, que son quienes tienen responsabilidad ejecutiva-, anunciarlo de manera conjunta y también implementarlo de manera simultánea. Junto a lo cual hay que reorientar las distintas porciones de la política económica, para que tengan implícita la misma tasa de inflación.

Desde este ángulo estamos mejor que hace un trimestre, porque entonces el Poder Ejecutivo Nacional adoptaba las decisiones sobre bases poco realistas y “chocó”. Hoy el presidente Macri actúa habiendo “registrado” que algo pasó, acudiendo al FMI (porque no tuvo más remedio), reemplazando funcionarios (el Banco Central es hoy más realista que antes), etc.

¿Cómo puede ser que estemos mejor que hace 90 días, si los actuales indicadores son peores que los que existían hace un trimestre? Porque aquellos estaban basados en un esquema no sustentable, y estos son el resultado del comienzo de un ataque más realista al problema.

Si usted no es doctor en medicina y tiene un familiar o amigo internado, se la pasa midiéndole la temperatura o la presión; al ver esto el médico a cargo sonríe, porque con su accionar usted está mostrando misericordia o desesperación, pero no conocimiento.

La economía es un proceso decisorio concatenado, así que más allá de toda la viruta que la rodea en Argentina, usted tiene que focalizar su atención en las decisiones públicas. Ejemplo: la negociación con los gobernadores, que más allá de prestarle atención al presupuesto 2019 tendrá que basarse en indicadores más firmes (recuerde el poco valor que tiene un presupuesto formulado en pesos corrientes, en un país tan inflacionario y volátil como Argentina); la renegociación salarial, etc.

Complementario a la acción de “bombero” que está llevando adelante el Banco Central, con la lógica propia de los bomberos. Luis Caputo es criticado por mantener “altas” tasas de interés y el dólar sin sobresaltos. ¿Se imagina lo que estaríamos diciendo de él, si redujera las tasas y el precio del dólar aumentara, digamos, 50%? Claro que si para frenar el sangrado tiene que mantener estas tasas durante un semestre, la tasa de inflación se ubicará en niveles parecidos, única manera de poder abonar los créditos.

Es difícil luchar contra la inflación, pero en serio, con tantos ministros, coordinadores, jefe de gabinete, etc. Pero por ahora el presidente Macri prefiere esta forma de organizar las políticas públicas que tienen que ver con la economía. La experiencia sugiere que, llevado por las circunstancias, no tendrá más remedio que centralizar en alguien, las distintas porciones que integran la política económica. Se designe como se designe al funcionario, porque no es una cuestión de cargo sino de rol.

En el “mientras tanto” seguimos luchando, para sobrevivir y más allá. No es poco. No le haga caso a los pronósticos referidos al número de trimestres “difíciles” que tendremos que vivir. Mejor, utilice su energía para averiguar y entender lo que está ocurriendo en su mostrador, porque no a todos les va igual (es más, quienes tienen varios puntos de venta encuentran que no en todos los lados les va igual).

Superaremos esto, como hemos superado tantas cosas.

¡Animo!

(*) Director de Contexto y Miembro del Consejo Asesor de Carta Política

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/politica-economica-viruta-y-carpinteria/feed/ 0
El FMI, Lagarde y Argentina: ¿por dónde pasan las prioridades? http://www.cartapolitica.org/opinion/el-fmi-lagarde-y-argentina-por-donde-pasan-las-prioridades/ http://www.cartapolitica.org/opinion/el-fmi-lagarde-y-argentina-por-donde-pasan-las-prioridades/#comments Fri, 10 Aug 2018 13:44:38 +0000 Alfredo Gutierrez Girault http://www.cartapolitica.org/?p=6626 Por Alfredo Gutiérrez Girault (*) La presencia en Argentina de la Directora Gerente del FMI Christine Lagarde, que tuvo como marco la reunión de Ministros de Finanzas del G20, coincide con los primeros pasos del desarrollo del acuerdo del país con el organismo multilateral.

]]>
por Alfredo Gutiérrez Girault (*)

AGGLa presencia  en Argentina de la Directora Gerente del FMI Christine Lagarde, que tuvo como marco la reunión de Ministros de Finanzas del G20, coincide con los primeros pasos del desarrollo del acuerdo  del país con el organismo multilateral. Pocos días antes se había conocido la evaluación del staff del FMI de la economía argentina bajo diferentes escenarios.

El saldo de la visita de Lagarde ha sido positivo en términos que ha implicado un respaldo al programa en curso con una visión alentadora respecto de la factibilidad de su cumplimiento.

La mayor preocupación de la visitante radicó en el cumplimiento de la tasa de inflación pactada: 27%; si bien existe una “banda” con un límite máximo de 32%, en caso de excederlo los desembolsos se suspenderían hasta que el gobierno argentino presentaría y el directorio del FMI aprobara las medidas correctivas frente a un desvío. Considerando la tasa de inflación acumulada en el primer semestre del año, 16%, el margen disponible para el segundo semestre sin quebrar el 32% es 13,8%, lo que equivale a 2,2% mensual (para julio se estima alrededor de 2,5%).

El staff del FMI está convencido que la prioridad del programa económico debe ser bajar la tasa de inflación para poder facilitar la reducción de la tasa de interés, aliviando la política monetaria con los precios ya “bajo control” y acortando el período de receso de la economía argentina. Por otro lado, desde una perspectiva política, sería al menos embarazoso para el Directorio del FMI tener que exigir en diciembre las  medidas correctivas mencionadas en el párrafo anterior.

Paradójicamente, la inflación ha permitido que el cumplimiento de la meta fiscal de 2018 (déficit primario de 2,7% del PIB) no esté hoy en el centro del debate. De hecho, lo que la aceleración de los precios permitió fue licuar transitoriamente el gasto público: en el primer semestre los ingresos totales aumentaron 26% y los gastos 17% (en parte por la fortísima caída del gasto en capital), bien por debajo de la tasa de inflación interanual. Para ponerlo en perspectiva, según los datos oficiales, el déficit primario del primer semestre de 2018 fue 0,8% del PIB contra 1,4% de igual periodo de 2017 y quedaría espacio para un desequilibrio de 1,9% del PIB en el segundo semestre (contra 2,4% observado en ese periodo den 2017) sin incumplir la meta anual acordada con el FMI (2,7% del PIB).

Claro que la medida que la tasa de inflación descienda, como muchos gastos (jubilaciones, planes sociales) se ajustan con la inflación pasada, la “ayuda” de la licuación desaparece y el crecimiento del gasto convergería al de los ingresos en ausencia de medidas de fondo.

Ese es el marco en el cual se desarrollará la batalla del Presupuesto 2019. El oficialismo cuenta con una ligera ventaja, dado que los recursos de 2018 se calcularon con hipótesis de precios obsoletas que el permiten contar con más recursos no asignados presupuestariamente que son los que por el momento mejoran los resultados de las cuentas del año. Lo que está claro es que si los usa para ampliar el gasto del 2018 y sube el piso de erogaciones para el 2019, la meta que para ese año establece el acuerdo (1,3% del PIB) será muy exigente.

Seguramente, en su viaje de regreso a Washington, la máxima autoridad del FMI reflexionará sobre las implicancias del acuerdo entre Argentina y el FMI con la esperanza que en ningún momento de la vigencia del programa la tasa interanual de inflación quiebre el 32% y haga necesaria la intervención del Directorio.

(*) El autor es Economista

(**) La pintura es de Academy Sport Artists

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/el-fmi-lagarde-y-argentina-por-donde-pasan-las-prioridades/feed/ 0
Purgatorio argentino http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/purgatorio-argentino/ http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/purgatorio-argentino/#comments Fri, 10 Aug 2018 13:22:51 +0000 Hugo Martini http://www.cartapolitica.org/?p=6621 Por Hugo Martini


Dante Alighieri (1265-1321) describió en la Divina Comedia que la vida se expresa bajo tres estados, o modos de ser de la humanidad: el vicio llamándolo Infierno, el pasaje del vicio a la virtud que lo llamó Purgatorio y la condición de los hombre perfectos que habitan el Paraíso.

]]>
por Hugo Martini (*)

HUGODante Alighieri (1265-1321) describió en la Divina Comedia que la vida se expresa bajo tres estados, o modos de ser de la humanidad: el vicio llamándolo Infierno, el pasaje del vicio a la virtud que lo llamó Purgatorio y la condición de los hombre perfectos que habitan el Paraíso. En el primero y tercero la estadía es permanente, no hay salida. Por ejemplo, el arrepentimiento está vedado en el Infierno. El Purgatorio en cambio, es un estado en transito.

La Argentina no tiene Purgatorio. Todos están absolutamente seguros, nadie piensa que está en tránsito hacia otra parte. En general –porque en realidad nada es absoluto- la mayoría parte de un supuesto equivocado: yo estoy en el Paraíso y siento y pienso desde ese estado. Los que no comparten mis ideas están el el Infierno. Este cuadro no se da solo en la dirigencia sea política, empresaria, sindical o cultural. Se extiende al conjunto de la sociedad.

Esta realidad de ideas absolutas domina, también, el actual debate sobre el aborto. Pero este  fenómeno es mucho mas antiguo: ha dominado la vida privada –y por extensión la pública- por lo menos en las últimas ocho décadas. La distinción de gobiernos civiles o militares no es lo trascendente, tampoco si asumieron formas pacíficas o salvajes. Este cuadro de ideas absolutas impide construir los acuerdos necesarios para convivir en paz y crecer. Porque la democracia es algo más que las instituciones que la regulan, es creer que del otro lado no está el Infierno y el tránsito de los dirigentes hacia otra parte, es posible. El Purgatorio debe existir, para que por allí transiten no solo las personas, sino también las ideas.

¿Pero es realmente necesaria la existencia de un activo Purgatorio en la vida argentina? La respuesta es que deben mirarse los resultados: sólo un entusiasta delirante, casi sin límites, puede sostener que en los años que ha vivido el país ha sido un éxito. Para circular por las terrazas del Purgatorio deberían abandonarse –como en La Comedia- los vehementes apóstrofes, en los discursos y las actitudes de cada uno, para calificar a los que no piensan igual. Porque se ha olvidado lo esencial: que todos viven en el mismo país y no hay un futuro mejor, si esta creencia no penetra profundamente en la sociedad.  

Otros, creen que no están en ninguna parte. Que Infierno, Purgatorio y Paraíso son palabras y que todo es igual. La Comedia – a la que alguna vez Borges llamó “obra mágica” – se abre con la descripción de una llanura donde están los neutrales, los que no tomaron partido. En el poema de Dante son tan despreciables que quedaron incluso fuera del Infierno. Cada uno -aunque sonría- sabrá lo que tiene que hacer.

(*) El autor es ex Diputado Nacional (PRO), Director de Carta Política

(**) La pintura es de Jerónimo

]]>
http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/purgatorio-argentino/feed/ 0
FMI – Argentina: la historia http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/fmi-argentina-la-historia/ http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/fmi-argentina-la-historia/#comments Thu, 14 Jun 2018 14:51:18 +0000 Juan Carlos de Pablo http://www.cartapolitica.org/?p=6610 Por Juan Carlos de Pablo (*) Más allá de la politización con la cual algunos compatriotas abordan la cuestión de la relación entre nuestro país y el Fondo Monetario Internacional, ¿cuál fue la realidad? El FMI fue creado en 1944, en Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos, pero Argentina es miembro de la institución recién desde 1956.

]]>
por Juan Carlos de Pablo (*)

DE PABLO 2Más allá de la politización con la cual algunos compatriotas abordan la cuestión de la relación entre nuestro país y el Fondo Monetario Internacional, ¿cuál fue la realidad?

El FMI fue creado en 1944, en Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos, pero Argentina es miembro de la institución recién desde 1956. Fue una de las recomendaciones incluidas en el Informe Prebisch, e implementada por la Revolución Libertadora.

El cuadro que acompaña estas líneas lista los 27 préstamos que nuestro país le había solicitado al (y obtuvo del) Fondo, antes del actual, detallando el tipo de préstamo, el monto involucrado, el plazo de devolución y el grado de utilización.

El préstamo “stand by” es el clásico, el de caída de exportaciones apareció luego del primer shock petrolero, y el de facilidades ampliadas buscaba financiar las denominadas reformas estructurales.

En cualquiera de sus variedades, los acuerdos celebrados con el FMI tienen una misma estructura: el país miembro explica cuál es el problema que enfrenta, en qué consiste la solución, solicita fondos para que la transición no sea tan costosa y explica qué hará para devolver el préstamo.

En 2 oportunidades Argentina canceló la totalidad de la deuda que tenía con el organismo, la primera durante el Proceso, la segunda durante la presidencia de Néstor Kirchner. Abonando la suma total, dado que el FMI no acepta “quitas”, porque presta a una tasa “libre de riesgo”. Siempre pagamos, lo cual no quiere decir que siempre hayamos cumplido los compromisos asumidos.

Lo cual implica que hasta hace poco tiempo éramos acreedores por la cuota que integramos; porque, en última instancia, el FMI funciona como una mutual.

¡Animo!

(*) Director de Contexto (juancarlosdepablo.com.ar) y miembro del Consejo Asesor de Carta Política.

]]>
http://www.cartapolitica.org/sin-categoria/fmi-argentina-la-historia/feed/ 0
FMI – Argentina: el acuerdo http://www.cartapolitica.org/opinion/fmi-argentina-el-acuerdo/ http://www.cartapolitica.org/opinion/fmi-argentina-el-acuerdo/#comments Thu, 14 Jun 2018 14:44:38 +0000 Juan Carlos de Pablo http://www.cartapolitica.org/?p=6606 Por Juan Carlos de Pablo (*) El jueves pasado, en conferencia de prensa conjunta, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, anunciaron un acuerdo celebrado entre nuestro país y el Fondo Monetario Internacional.

]]>
por Juan Carlos de Pablo (*)

DE PABLOEl jueves pasado, en conferencia de prensa conjunta, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, anunciaron un acuerdo celebrado entre nuestro país y el Fondo Monetario Internacional.

En rigor, se logró un acuerdo entre las autoridades argentinas, la burocracia y la directora gerente del Fondo, que será tratado por el directorio de la institución en la reunión que se realizará el 20 de junio próximo. Quiero creer que si bien el directorio todavía no lo “bendijo” formalmente, lo conoce y tiene grandes chances de ser aprobado. Esta es la razón por la cual el texto de la Carta de intención no se dio a publicidad, por lo cual las líneas que siguen están basadas en los dichos de los referidos funcionarios.

Contexto reordena los anuncios, comenzando por los más importantes.

1) El acuerdo es del tipo stand by. El FMI le prestará a Argentina u$s 50 MM. (con una primera cuota de u$s 15 MM., a abonarse en cuanto el directorio lo apruebe). A devolver en 3 años, pagando una tasa de interés que dependerá de la cantidad de recursos que termine utilizando.

2) Argentina se compromete a que el déficit primario no supere 2,7% del PBI en 2018, 1,3% en 2019, 0% en 2020 y logre un superávit de 0,5% en 2021. Una cláusula de salvaguardia social permite, en caso de necesidad, aumentar el gasto público para financiar programas sociales. Argentina –y no el FMI- decide qué medidas fiscales habrá que adoptar para cumplir con este compromiso.

3) El FMI le presta al Tesoro, no al Banco Central. ¿Para qué utilizará los fondos el Tesoro? Para abonar compromisos externos (que hasta ahora venía pagando con emisiones realizadas en los mercados internacionales de capitales) y también para rescatar parte de letras intransferibles, que el anterior gobierno le había obligado al BCRA a comprar. ¿Qué hará el Banco Central con los fondos recibidos por el Tesoro? Cancelará Lebacs.

4) El BCRA tendrá mayor autonomía, para lo cual se enviará al Congreso un proyecto de ley para modificar la Carta Orgánica (¡una vez más!).

El Banco Central no le transferirá más pesos al Tesoro, para financiar el déficit fiscal. Además de lo cual, no le comprará al Tesoro los dólares que consiga, para financiar erogaciones en moneda local, En buen romance, cuando el Tesoro nacional, o la provincia X, consigan dólares para financiar sus respectivos déficit, tendrán que convencer a mi tía Carlota de que se los compre.

5) En materia de metas de inflación, no se fijó ninguna meta para 2018, y el BCRA espera que entre junio de 2018 e igual mes de 2019 los precios no aumenten más de 21%. Las nuevas metas de inflación son de 17% para el año calendario 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021. En palabras del presidente del BCRA, seguimos con “régimen de metas de inflación, con tipo de cambio libre”.

.  .  .

Vuelvo sobre esta cuestión en otra porción de esta entrega de Contexto, pero como síntesis cabe plantear lo siguiente: el acuerdo con el FMI sirve para conseguir fondos para enfrentar algunos compromisos de la deuda pública externa, y disminuir el stock de Lebacs. No es poco, pero está lejos de constituir un programa económico integral.

¡Animo!

(*) Director de Contexto (juancarlosdepablo.com.ar) y miembro del Consejo Asesor de Carta Política.

(**) La pintura es de Leon Zernitsky

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/fmi-argentina-el-acuerdo/feed/ 0
Balotaje en Colombia: ¿una nueva grieta en América? http://www.cartapolitica.org/opinion/balotaje-en-colombia-una-nueva-grieta-en-america/ http://www.cartapolitica.org/opinion/balotaje-en-colombia-una-nueva-grieta-en-america/#comments Thu, 14 Jun 2018 00:00:57 +0000 Gabriela Chamorro http://www.cartapolitica.org/?p=6593 Por Gabriela Chamorro (*) El pasado 27 de mayo Colombia vivió una votación histórica. Fue la primera vez en más de 50 años que los ciudadanos concurrieron a las urnas para elegir a su próximo presidente en un clima de paz...

]]>
por Gabriela Chamorro (*)

CHAMARROEl pasado 27 de mayo Colombia vivió una votación histórica. Fue la primera vez en más de 50 años que los ciudadanos concurrieron a las urnas para elegir a su próximo presidente en un clima de paz, luego del acuerdo sellado entre el gobierno del actual presidente Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias con Colombia (FARC) para terminar con el conflicto. La asistencia fue récord: el 53% de la ciudadanía participó de los comicios, 6 millones más que en la primera vuelta de 2014,  en un país donde el voto es facultativo.

El escenario fue ocupado por los derechistas Iván Duque (Centro Democrático) y Germán Vargas Lleras (Mejor Vargas Lleras pero recostado sobre el partido Cambio Radical); por la izquierda de Gustavo Petro (Colombia Humana); y el centro moderado de Sergio Fajardo (Compromiso Ciudadano) y Humberto de la Calle (Partido Liberal).

En la primera vuelta ninguno de los aspirantes obtuvo más del 50% de los votos necesarios para alzarse con una victoria.  Iván Duque obtuvo el 39,14% de los votos, Gustavo Petro el 25,09%. El tercer lugar fue para Sergio Fajardo con 23,73%, y el cuarto para Germán Vargas Lleras, con el 7,28% de los votos. En quinto lugar, Humberto de la Calle, obtuvo el 2,06%.

Que nos deja este cuadro?

-Por primera vez la izquierda representó una opción democrática. En el pasado, las expresiones de este sector debían cargar con una cercanía ideológica con la guerrilla, un límite que el electorado nunca traspasó. Hoy, el ex alcalde de Bogotá y miembro del M-19 Gustavo Petro recogió gran parte del voto descontento con la política tradicional, en un país donde un puñado de familias gobiernan desde hace décadas.

-Lo anterior colaboró con la polarización (¿la grieta colombiana?) que el país vive desde hace unos años, provocada en parte por las posiciones frente al acuerdo de paz y la forma en la que este desmovilizó, juzga y busca reincorporar a los ex combatientes. La omniprescencia de Alvaro Uribe como referente obligado de la centro derecha, su fuerte discurso políticamente conservador pero liberal en lo económico y su férrea crítica al acuerdo de paz, dejan la mesa puesta para una lógica dicotómica.

-En este escenario surgió potente Sergio Fajardo, eficiente y honesto ex alcalde de Medellín, con un discurso moderado, anticorrupción y superador de las diferencias. Si bien las encuestas no lo favorecieron en los meses previos, pocas semanas antes de los comicios inició un repunte que lo dejó a menos de 300.000 votos de la segunda vuelta, ganando apoyos en sectores medios y altos, urbanos y profesionales que también expresaron su descontento con la política tradicional y vieron en este profesor de matemáticas una opción de peso. Si superaba a Petro, su alta favorabilidad hubiera reunido a todo el espectro de centro e izquierda, con serias posibilidades de alzarse con la Presidencia.

-Los partidos tradicionales están en crisis. Los liberales -el partido más importante en las últimas décadas-  hicieron la peor elección de su historia. Los conservadores, que no presentaron candidatos en ninguna de las ultimas elecciones, jugaron divididos con Duque y con Vargas Lleras, en ambos casos en un rol secundario. Cambio Radical, por último, no logró movilizar su aparato a favor de Vargas.

En los días que corren, Iván Duque y Gustavo Petro deberán convencer a los 7 millones de colombianos que no los votaron en la primera vuelta. Ambos han amenizado sus posiciones extremas en busca del centro fajardista, que probablemente vote en blanco o directamente no concurra a las urnas.

Duque busca eliminar los miedos del electorado respecto a su inexperiencia y a su dependencia de Uribe, que como muchas figuras en la región despierta amores y odios en partes iguales. Petro desea alejar el fantasma de su cercanía con el régimen venezolano y dar pruebas que respeta la propiedad privada, y que su estilo no es autoritario, como muchos sostienen a la luz de su experiencia en la alcaldía de Bogotá.

El 27 de mayo, la mayoría de los colombianos expresaron la necesidad de un cambio frente a la estructura política tradicional. El 17 de junio deberán decidir si el país se mantiene dentro de los estándares políticos y económicos de las últimas décadas, pero con un presidente joven y técnicamente sólido o da un vuelco hacia prácticas desconocidas en Colombia. La región mira atenta.

(*) La pintura es de Antony McAulay

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/balotaje-en-colombia-una-nueva-grieta-en-america/feed/ 0
La Argentina como un plebiscito diario http://www.cartapolitica.org/columnistas/la-argentina-como-un-plebiscito-diario/ http://www.cartapolitica.org/columnistas/la-argentina-como-un-plebiscito-diario/#comments Wed, 13 Jun 2018 23:43:52 +0000 Hugo Martini http://www.cartapolitica.org/?p=6588 Por Hugo Martini


La argentina política es como una obra de teatro, en cartelera hace muchos años, donde los actores y el público son los mismos pero los temas cambian. Este hecho podría ser normal, pero se desarrolla a demasiada velocidad. Quien llegó al teatro en los últimos quince días pudo ver una obra en tres actos vinculados: Tarifas, Dólar y Fondo Monetario Internacional.

]]>
por Hugo Martini (*)

HUGOLa argentina política es como una obra de teatro, en cartelera hace muchos años, donde los actores y el público son los mismos pero los temas cambian. Este hecho podría ser normal, pero se desarrolla a demasiada velocidad. Quien llegó al teatro en los últimos quince días pudo ver una obra en tres actos vinculados: Tarifas, Dólar y Fondo Monetario Internacional. Dos semanas atrás se representaba otra obra y es probable que dentro de dos semanas haya otra. Los actores permanecen: gobierno, oposición, analistas, encuestadores, gremialistas, empresarios. El Coro –piquetes que cortan las calles- son también los mismos, pero cantan y levantan banderas para ajustarse al tema de la quincena. Lo dramático es que el público es el mismo y no entiende mucho qué está viendo.

Ernesto Renán, filósofo francés del siglo XIX, dijo hace 130 años que “la existencia de una Nación es un plebiscito diario”. Lo dijo en sentido filosófico, pero seguramente no imaginó que, muy lejos del momento en que dijo aquellas palabras, no le darían el mismo sentido. En este país hay elecciones cada dos años, donde se renuevan la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. Dos años después el proceso se repite, pero además se eligen Presidente, Gobernadores e Intendentes. Eso dicen las Instituciones, tan pedidas y reclamadas por todos. Sin embargo todos los días, “en un plebiscito diario”, los actores juzgan al gobierno, como si su autoridad fuera a sobrevivir sólo dos semanas. No importa si el Presidente fue elegido en 2015 por cuatro años y su gestión fue más que ratificada en las elecciones de octubre de 2017.

¿No podría dejar de representarse esa obra de teatro mientras todos –actores, público y coro- desdramatizan la vida cotidiana y rechazan la idea que, cada dos semanas, empieza y se acaba el mundo? ¿No sería mejor esperar las elecciones de octubre 2019 para saber realmente qué piensa la gente? Esto no invalida los análisis y opiniones que los actores expresan todos los días sobre la realidad. Pero no se sacarían conclusiones dramáticas, en las cuales aparecen catástrofes que cambiar la historia cada dos semanas. Admitamos que ésta forma de ver la vida, sin sentirse al borde de un precipicio o en una resurrección, no estaría de moda. Volviendo a la fuente: Renan expresó en el final de su famosa conferencia sobre Qué es una Nación, una frase simple que todavía parece tener vigencia: “la forma de tener razón en el porvenir consiste, en ciertos momentos, en saber resignarse a no estar de moda”.

(*) El autor es ex Diputado Nacional (PRO), Director de Carta Política

]]>
http://www.cartapolitica.org/columnistas/la-argentina-como-un-plebiscito-diario/feed/ 0
La corrección tarifaria y el cambio en la estructura del gasto de las familias http://www.cartapolitica.org/opinion/la-correccion-tarifaria-y-el-cambio-en-la-estructura-del-gasto-de-las-familias/ http://www.cartapolitica.org/opinion/la-correccion-tarifaria-y-el-cambio-en-la-estructura-del-gasto-de-las-familias/#comments Wed, 13 Jun 2018 14:29:15 +0000 Alfredo Gutierrez Girault http://www.cartapolitica.org/?p=6600 Por Alfredo Gutiérrez Girault (*) Finalmente, el realismo mágico y el oportunismo político pudieron más que la racionalidad y el Parlamento aprobó el proyecto de ley de la oposición para retrotraer el ajuste tarifario, obligando al veto presidencial.

]]>
por Alfredo Gutiérrez Girault (*)

ALFREDOFinalmente, el realismo mágico y el oportunismo político pudieron más que la racionalidad y el Parlamento aprobó el proyecto de ley de la oposición para retrotraer el ajuste tarifario, obligando al veto presidencial.  No importó que los recursos que la corrección tarifaria implicaba estuvieran incluidos en el Presupuesto 2018 ni que las audiencias públicas se hubieran realizado en tiempo y forma. La oposición, fragmentada, aprovecha cada oportunidad para mostrarse  unida y volver sobre un tema socialmente álgido y esta fue una excelente ocasión. Pero, ¿cuáles son los datos y cuáles los problemas subsistentes?

Desde diciembre de 2015 las tarifas promedio de gas, agua y energía subieron 361%, 371% y 1.037% frente a un aumento del IPC de 89,4%. Al asumir Macri las tarifas cubrían entre 10% y 20% de los costos. Hoy, de implementarse los aumentos según lo previsto por el Poder Ejecutivo , cubrirán entre  70% y 80%. En otros  términos, de la mano del gradualismo, la otra orilla está ya a la vista luego de una profunda recomposición o más precisamente normalización de precios relativos.

El esfuerzo no ha sido vano:  el gasto público en subsidios económicos viene disminuyendo: en 2017 cayeron22,5% en términos nominales y en el primer trimestre de 2018 bajaron otro 20,3% interanual. Y de paso, hubo un ahorro de divisas: las importaciones de energía y combustibles cayeron  de 11,0 miles de millones de dólares en 2013 y 2014 a 5,7 miles de millones en 2017

Era obvio que el ajuste de las tarifas afectaría la estructura de precios relativos: de lo que se trataba era de recomponer el desastre provocado por la administración Kirchner que derivó en una caída monumental de la producción y en un aumento exagerado del consumo, con el consecuente problema de restricciones (cortes) e importación.

Pero los servicios públicos como energía y transporte tienen una baja elasticidad precio: un aumento de 10% en las tarifas reduce el consumo en solo 2% ó 3%. Eso hace que, a las nuevas tarifas, el rubro servicios públicos vaya recuperando posiciones  en la canasta de consumos de la  familia obligándola a reasignar el gasto en otros bienes o servicios menos indispensables.

Para explicarlo sencillamente el peso de los servicios de energía y transporte en el gasto de los hogares cayó de 12% en  el año 2000 a 2%/3% en 2015 y la política económica en curso está recorriendo el sendero inverso: se estima que ahora representa alrededor de 9,5%

Claro, en el periodo de tarifas bajas las familias volcaron el dinero que les dejaba la no actualización de las mismas aumentar la participación de otros bienes y servicios en su gasto total.  La hipótesis más probable es que aumentaron el gasto en conectividad (telefonía celular e Internet); basta observar las personas que viajan en colectivo o subte (subsidiadas dicho sea de paso) absortas ante el celular para confirmar esta hipótesis. Y el problema es que, por razones culturales y por que estos servicios tecnológicos son también inelásticos a subas en el precio, es difícil que su participación en el gasto familiar decline para dar “espacio” al mayor gasto en tarifas.

Si se agregan las subas de expensas, alquileres, impuesto inmobiliario, prepagas y colegios,  también componentes  inelásticos del gasto de los hogares, en particular los de clase media, se entiende el malhumor social.

¿Existía otro camino?  La respuesta es negativa por tres razones.

La primera es el deterioro de la situación financiera internacional, que hace imprescindible la corrección fiscal y la reducción  del déficit primario (y también del total, dado el creciente peso de la carga de intereses), al menos en línea con la meta de 2,7% (y si es posible por debajo de ellas) ante la eventualidad de una disminución del margen para colocar deuda para financiarlo. En el caso extremo, un parate en los flujos de capitales forzaría una corrección instantánea que provocaría un salto del tipo de cambio y el nivel de precios y un fuerte receso. Por eso, el acuerdo con el FMI, la solicitud de préstamos a bancos multilaterales (BID, Banco Mundial, CAF) y un eventual aumento del swap de monedas con China son balas de plata para mitigar ese peligro.

La segunda es que el precio internacional del petróleo empieza a subir. Buena noticia para Vaca Muerta, mala noticia para el valor de las importaciones de Argentina cuyo déficit externo se infla como un globo y que supera el 5% del PIB.

La tercera, la necesidad, urgente, de consolidar una estructura de precios relativos definitiva para dar una señal a las inversiones.

En resumen y  a pesar del cambio en la estructura del gasto que presupone, la corrección tarifaría  es una etapa indispensable e insoslayable del proceso de normalización de la economía argentina, y por lo tanto ha sido una decisión correcta el veto presidencial al texto aprobado por el Parlamento.

(*) El autor es Economista

(**) La pintura es de Pablo Picasso

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/la-correccion-tarifaria-y-el-cambio-en-la-estructura-del-gasto-de-las-familias/feed/ 0
El aborto: causa y consecuencias http://www.cartapolitica.org/opinion/el-aborto-causa-y-consecuencias/ http://www.cartapolitica.org/opinion/el-aborto-causa-y-consecuencias/#comments Tue, 20 Mar 2018 14:40:50 +0000 Esteban Bullrich http://www.cartapolitica.org/?p=6567 Por Esteban Bullrich (*) Creo que es muy positivo que podamos debatir el tema del aborto. Mi posición a favor de la vida no es confesional sino científica y ética. Soy pro vida, y con una gran responsabilidad sobre los que no pueden representarse a sí mismos, débiles o vulnerables.

]]>
por Esteban Bullrich (*)

BULLRICHCreo que es muy positivo que podamos debatir el tema del aborto. Mi posición a favor de la vida no es confesional sino científica y ética. Soy pro vida, y con una gran responsabilidad sobre los que no pueden representarse a sí mismos, débiles o vulnerables. Mi intencion es aumentar y profundizar el debate desde mis creencias y responsabilidades legislativas para con mis electores y en general con toda la ciudadanía.

El aborto no es la discontinuidad de un proceso, sino la terminación definitiva de este, la gestación de un ser humano, un Niño, sin capacidad de ser corregido. El aborto termina una vida. Este es un hecho que no solo se respalda en nuestra Constitución, por el Tratado de San José de Costa Rica. Científicamente, como lo expresará el Médico, ateo y presidente de Uruguay, país adelantado en materia social, Tabaré Vazquez, en los fundamentos de su veto a la ley de despenalización del aborto en aquel país, en 2008. “Descubrimientos revolucionarios, como la fecundación in vitro y el ADN con la secuenciación del genoma humano, dejan en evidencia que desde el momento de la concepción hay allí una vida humana nueva, un nuevo ser.”

Con la convicción que el aborto termina una vida, la pregunta es por qué no optamos por otro camino para resolver un problema social. Uno escucha decir que hay 500000 abortos al año en la Argentina. Lo que en realidad hay son 500000 embarazos no deseados que buscan resolverse a través del aborto. La causa y no la consecuencia, debe ser el foco. Si no existe la causa, no existe el efecto; la prevención genera la inexistencia de la causa y el efecto. Es esta visión la que me ha llevado a ser un fanático de la educación, y a oponerme a la simplificación en la resolución de nuestro problemas.

La prevención, la educación sexual, el acompañamiento a las madres, la mejora de la ley de adopción  son caminos mas humanos, socialmente solidarios y que fortalecerán a nuestra comunidad.

En este tema, instituciones como la Iglesia Católica deben hacer una autocrítica. No podemos seguir criticando la enfermedad y los remedios. La prevención debe ser un trabajo de todos y la Iglesia, por su influencia y posicionamiento social, debe ser un actor fundamental en esta temática. No hay solución posible si se genera un dilema moral ante la contingencia del embarazo no deseado. Debemos encontrar entonces la mejor forma de evitar el problema o solucionarlo, sin escindir a la persona o a la sociedad de sus visiones culturales como tampoco de sus creencias íntimas.

El Estado también debe continuar y fortalecer su presencia tanto en la etapa de prevención –como se ha indicado- con educación sexual en las escuelas y también en el acompañamiento, una vez que el embarazo existe. Citando nuevamente al presidente Vázquez: “Se debe proteger más a los más débiles. Porque el criterio no es ya el valor del sujeto en función de los afectos que suscita en los demás, o de la utilidad que presta, sino el valor que resulta de su mera existencia.”

Cuando una sociedad esta dispuesta a pagar con vidas la resolución de sus problemas, se lastima, se empobrece. Entregar vidas humanas para resolver problemas es resignarnos a que no podemos encontrar otras soluciones, seguramente mas trabajosas y esforzadas, pero que redundan en una sociedad mejor. Ese debe ser el camino a elegir. Trabajando juntos en reducir y eliminar las causas de este mal que nos aqueja, construiremos una sociedad mejor para nuestros hijos y para medio millón de argentinos que año a año dejan su vida por esta causa, por nuestra incapacidad.

(*) Senador por la Provincia de Buenos Aires (Cambiemos)

(*) La pintura es de Nooshin Zarnani

]]>
http://www.cartapolitica.org/opinion/el-aborto-causa-y-consecuencias/feed/ 0